Las actividades económicas en el IRPF


Actividades económicas IRPF


La declaración de los rendimientos de las actividades económicas en el Impuesto de Renta, es un tema que siempre trae de cabeza a los autónomos y pequeños empresarios.

Muchos de ellos por desconocimiento o por miedo a meter la pata, contratan los servicios de un gestor. Pero el tema no es tan complicado, y con un poco de dedicación y constancia, si eres autónomo o tienes un pequeño negocio, puede realizar tú mismo la declaración, sin necesidad de ayuda externa, con el consiguiente ahorro para tu empresa.

Las empresas o autónomos tienen la opción de elegir entre estimación directa o estimación objetiva.

En primer lugar, para poder elegir entre una y otra opción, la actividad que se desarrolla debe estar incluida en la lista de actividades que publica la Agencia Tributaria. Además,la empresa debe tener un rendimiento integro el año anterior inferior a los 450.000 € o los 300.000 € en el caso de las explotaciones agrarias.

En estimación directa el empresario calcula el rendimiento de la empresa mediante la diferencia entre ingresos y gastos, siguiendo las pautas del impuesto de sociedades.

El programa PADRE, presenta la lista de ingresos y gastos que se incluyen para calcular el resultado de la empresa. Así, cada factura deberá sumarse en la categoría de gasto o ingreso que corresponda. Por ejemplo, si tenemos una panadería (epígrafe 419.1 IAE), en la que elaboramos y vendemos nuestro pan, las facturas de la compra de harina, la levadura, el agua,y resto de materias primas para la elaboración del producto, las sumaremos y las colocaremos en la casilla 97, mientras que, por ejemplo la reparación de la maquinaria, en caso de avería, la pondremos en la casilla 102.

Las ventas de nuestros productos, tanto venta directa, como online, o a otras tiendas, irá en la casilla 92, mientras que por ejemplo, el pan que consumamos nosotros mismos, se sumará en la casilla 94.

Actividades económicas IRPF



Como ves en la imagen, en la casilla 96 presenta el total de ingresos y en la 112 el total de gastos. Luego, en las casillas siguientes, por diferencia calcula el resultado del ejercicio.

A diferencia de la estimación directa, en la estimación objetiva no hay que sumar las facturas. Como su nombre indica, la estimación objetiva estima el resultado a través de unos parámetros "objetivos", establecidos por la administración para cada uno de los epígrafes del IAE.

Si seguimos con el ejemplo, vemos que para el caso de la panadería los parámetros objetivos son:

  • Personal asalariado, que son el número de personas que trabajan para la empresa, tanto a tiempo completo, como a tiempo parcial.

  • Personal no asalariado, son las personas que trabajan en la empresa sin sueldo: el empresario, su cónyuge, hijos...

  • Superficie del local, son los metros cuadrados de superficie que tiene el local donde se ejerce la actividad.

  • Superficie del horno: son los decímetros cuadrados de superficie que tiene el horno donde se hornean los productos.
Actividades económicas IRPF



Estos índices suelen ser los mismos cada año, salvo que el empresario realice un ajuste en plantilla, contrate personal o reforme el negocie, aunque cada ejercicio tendrán una dotación económica, ajustada a la situación económico-social del país.

Además de estos índices, con la estimación objetiva, el sistema realiza alguna pregunta más sobre la actividad, para adecuar más el rendimiento a las circunstancias de cada negocio: habitantes del municipio donde se ejerce la actividad, vehículo asociado a la actividad,... y por supuesto los aplica estos índices correctores de forma automática.

El empresario, que no quiere realizar la estimación objetiva, debe renunciar expresamente a ella, y deberá tener en cuenta, que debe mantener esa decisión durante los 3 ejercicios siguientes.

¿Cual me conviene?


Depende mucho de las características propias del negocio. No es lo mismo un bar, de 120 m2 en la Gran Vía de Madrid, que en un pueblo de 200 habitantes, como no es lo mismo, una tienda de souvenirs frente a la playa, que en un pequeño pueblo de interior, porque evidentemente, las posibilidades de hacer negocio son muy diferentes. Aunque el sistema disponga de indices correctores, en caso de negocios con poco movimiento, seguramente la estimación directa, sería más conveniente, ya que calcula el resultado exacto, mientras que en negocios en los que pueden tener más volumen de negocio, el sistema de módulos es más beneficioso.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que el sistema de módulos o estimación objetiva es más cómodo, ya que no es necesario mantener una contabilidad tan pormenorizada, aunque no por llevar sistema de módulos, el empresario puede dejar de llevar la contabilidad de la empresa.

En esta entrada te he dado unas pinceladas de cómo se calcula el impuesto de la renta para las actividades económicas. Si quieres profundizar más, ver ejemplos concretos y hacer actividades, no lo dudes, tu curso es el curso del programa PADRE de Aula Mentor, donde vemos estos rendimientos, además de todos los que componen el resto del impuesto.

Comentarios