¿Qué son las SICAV?

 

Seguro que no os ha pasado desapercibida la dimisión del candidato de IU al Europarlamento, Willy Meyer, por descubrir que el fondo de pensiones que tiene está en una SICAV de Luxemburgo. En este articulo, quiero desgranar en qué consisten las SICAV.



Las SICAV (Sociedad de Inversión de Capital Variable) son un instrumento de inversión colectiva, que adquiere forma de sociedad anónima.

Por tanto, las SICAV son un instrumento de ahorro o inversión muy similar a los fondos de inversión (IIC), pero mientras que los fondos de inversión no tienen personalidad jurídica, y necesitan de una entidad gestora para actuar, y comprar y vender activos, las SICAV puede actuar por sí mismas, ya que son sociedades anónimas, con personalidad propia.


Aunque son instrumentos de inversión muy similares, la verdad es que en España, las SICAV gozan de muy mala prensa, ya que, en ocasiones, se ha hecho un uso inadecuado de las mismas.


Si me permitís una metáfora: un cuchillo, ¿es un utensilio bueno o malo? Pues si lo utilizamos para cocinar, es un utensilio estupendo, que nos facilita la tarea de cortar y trocear; si lo utilizamos contra una persona, pues seguramente no es un utensilio tan bueno, ya que podemos hacerle daño. Pero el hecho de ser bueno o malo no está en el cuchillo, sino en el uso que hagamos de él. Lo mismo ocurre en el caso de las SICAV, que son un instrumento de inversión que permite invertir de forma colectiva a muchos inversores, pero que un mal uso del mismo, puede pervertir su misión original.


El mal uso de las SICAV ha venido de la mano de los grandes patrimonios familiares, que en muchas ocasiones, para su gestión han utilizado este instrumento, poniendo íntegramente el capital necesario una sola persona, y consiguiendo a 99 mariachis, para poder cumplir con los requisitos de los 100 suscriptores. Estos mariachis no participan en la inversión, sino que simplemente figuran como titulares para cumplir el requisito exigido por la legislación.


Tanto en los fondos de inversión, como en la SICAV, la tributación de las ganancias de los participes se realiza en el momento del rescate, y ésta se calcula por la diferencia entre el capital invertido y el capital rescatado. Este capital rescatado incluye los beneficios, dividendos y plusvalías que bien la SICAV o bien la entidad gestora del fondo, ha conseguido con su gestión, a través de la compra-venta de valores mobiliarios. Esta ganancia debe incluirse en la base imponible de ahorro, del IRPF. Tanto en los fondos de inversión tradicionales como en las SICAV es posible tener pérdidas, si la evolución del mercado, es desfavorable a las inversiones realizadas del patrimonio por parte de los gestores.


En la siguiente infografía, os resumo de forma gráfica y comparada, las diferencias y similitudes entre ambos instrumentos de inversión.


SICAV vs Fondos de inversión

 

Comentarios