El leasing llega a los móviles











Cursos Financieros de Aula Mentor
Cartel publicitario Mobile World Congress Barcelona

Durante la semana pasada, se celebró en Barcelona el Mobile Word Congress, - ¡cómo me hubiera gustado asistir!- en el que se presentan las últimas novedades de todo tipo de dispositivos relacionados con la tecnología móvil. Este año las estrellas parece que han sido los wearable, que no tienen traducción exacta al castellano, pero que podrían ser algo así como ponibles o vestibles.

Además de dispositivos en sí, en el congreso se suelen presentar novedades en aplicaciones, y las compañías de telefonía, también aprovechan para lanzar nuevas tarifas.  La compañía Yoigo, ha presentado el leasing para móviles.  En principio la noticia, me sorprendió, pero pensándolo un poco, lo veo una idea brillante, y una evolución lógica del mercado de telefonía móvil. A mí no se me hubiera ocurrido (no tengo mucha visión comercial), pero creo que puede funcionar, ya que a todos nos gusta tener el último terminal del mercado, y la vida útil de los terminales, no va mucho más allá de los dos años, además de que en un año, tenemos un nuevo modelo que supera en prestaciones al que tenemos. Vamos a analizar por partes, en qué consiste el leasing, y qué puede aportar al mundo de la telefonía móvil.





El contrato de leasing, lo estudiamos en el curso de Gestión Financiera, y consiste en el arrendamiento de un bien, mueble o inmueble, con la opción de compra, al final del periodo de alquiler.



Es muy utilizado por las empresas, para disponer de maquinaria, equipos industriales, equipos informáticos,...


La mayor ventaja del leasing, es que permite disponer de un bien, sin tener que realizar un gran desembolso, y con la posibilidad de adquirir la propiedad a la finalización, o renovarlo, cambiándolo por un nuevo bien.


Hace unos años, la diferencia estaba en tener o no tener móvil. Con casi cualquier compra, te regalaban un móvil, y el terminal en sí no era demasiado importante, ya que las prestaciones de unos y otros eran muy similares en todos los modelos: llamadas, SMS, y algún que otro juego que visto ahora parece del jurásico.
Cursos Financieros de Aula Mentor Ahora la cosa ha cambiado, y el terminal juega un papel fundamental. Todos estamos deseando tener el último modelo, el iPhone 5, el Samsung S4,... Estos nuevos modelos, no suelen ser precisamente baratos, y las compañías telefónicas han dejado de regalarlos, y de utilizar el sistema fidelización de clientes mediante puntos para el cambio de terminales. Ahora los suelen ofrecer a cambio de un contrato de permanencia, una cuota inicial y el pago de una cuota mensual por el terminal, además de la tarifa.

Mediante el leasing, lo que puede ofrecerse es la disposición de un terminal, sin cuota inicial, y por el pago de una cuota de alquiler mensual que marque la compañía, y con la posibilidad de adquirir la propiedad al final, o cambiarlo por un nuevo modelo. El sistema puede parecer similar al de la actualidad, pero no lo es. Mediante el contrato actual, permiten pagar el terminal a plazos, durante 24 meses generalmente, y pasado este plazo y pagadas todas las cuotas, el terminal, es de tu propiedad. Esto es una compra a plazos, mientras que con el leasing, al finalizar el contrato, decides, si quieres renovarlo o quedarte con el terminal del que has estado disfrutando.



De momento Yoigo no ha lanzado todavía las tarifas, y habrá que ver a cuanto asciende la tarifa de alquiler, pero sin duda, me parece que puede ser muy interesante, para este tipo de productos, con una vida útil tan corta, y con una demanda tan alta, ansiosa de disponer de la última versión.

Comentarios